La República de Guinea Ecuatorial ha defendido unas relaciones basadas en aportar los frutos que deben ir en beneficio de las partes. Así se ha expresado su jefe de Estado Teodoro Obiang en el curso de su discurso en el Foro Económico Rusia –  África celebrado en la ciudad de Sochi. 

Para el presidente centroafricano, la experiencia rusa en la lucha contra los desafíos internacionales como el terrorismo y las injerencias como potencia militar, económica, científica y tecnológica podría ser beneficiosa para el continente africano.

“África no quiere recibir ayuda unilateral, queremos ser socios y ser parte de un partenariado que deberá aportar los frutos que deben ir en beneficio de las partes, Rusia y África se complementan y se necesitan mutuamente pues en nuestras manos está la oportunidad de hacer realidad una importante alianza, que puede conducirnos hacia un nuevo orden mundial más justo y equilibrado, que refleje y que responda mejor a nuestras aspiraciones e intereses en contra de los desafíos actuales del mundo globalizado”, dijo.

En su opinión, el mercado africano ofrece enormes oportunidades en las que Rusia no debe permanecer al margen, pues una cooperación mutua en el campo político y económico, podría ser beneficiosa cuando afrontamos desafíos similares”. Por ello, continuó, la  inversión rusa puede suponer una forma de diversificar la oferta en nuestro continente, mientras que los productos africanos podrán igualmente entrar en el mercado ruso; en este contexto, Guinea Ecuatorial es un país que comparte esta visión y ofrece amplias oportunidades de inversión en un ambiente de paz y seguridad y que tiene la necesidad de diversificar la economía nacional y cree que Rusia tiene un papel importante que jugar a nivel bilateral y multilateral”.