Los gobiernos de las Repúblicas, de Guinea Ecuatorial y la Democrática Federal de Etiopía están decididos a dar pasos seguros en el relanzamiento de sus relaciones diplomáticas. Este el telón de fondo del encuentro al más alto nivel que tuvo lugar en la sede de este departamento ministerial en la mañana del jueves 9, entre las delegaciones de ambos países.

Durante el encuentro, las partes revisaron dos textos vinculantes para la dinamización de sus relaciones diplomáticas. Se trata del memorándum de entendimiento en materia de turismo y las observaciones al Comunicado Conjunto, con ocasión de la visita que en fechas actuales realiza a Guinea Ecuatorial Abiy Ahmed Ali, primer ministro del segundo país más poblado de África y Premio Nobel de la Paz en 2019. Por lo mismo, Malabo y Addis Abeba, mantienen la visión futura de trabajar en la consecución de la firma del acuerdo de exención reciproca de visados en pasaportes diplomáticos y de servicio. 

Hirut Zemene, ministra de Estado de Asuntos Exteriores de Etiopia, estaba al frente de la delegación de su país, a quien secundaban entre otros altos funcionarios de su departamento, Azanaw Tadsse Abreha, embajador extraordinario y plenipotenciario de este país del cuerno de África en Guinea Ecuatorial con residencia en Abuja, República Federal de Nigeria.

La sesión de trabajo, presididas por el ministro ecuatoguineano de Asuntos Exteriores y Cooperación Simeón Oyono Esono Angué, quien dirigía la delegación ecuatoguineana, dio la bienvenida a los emisarios etíopes. Más adelante, puso sobre tapete la determinación de su gobierno de fortalecer las alianzas entre ambos Estados, pueblos y gobiernos, en beneficio mutuo, siempre dentro del marco de las relaciones de cooperación sur-sur. A la fecha actual, Malabo y Addis Abeba se han sentado entorno a tres Comisiones Mixtas y firmado más de una decena de convenios bilaterales. Desde los cuerdos, general de cooperación en el dominio de la defensa, agricultura, el convenio en materia comercial, y transportes aéreos, hasta el acuerdo de protección recíproca de inversiones; pasando por el memorándum de entendimiento entre los ministerios de Exteriores de ambos países.