El ministro de Relaciones Exteriores de la República de Angola ha enviado un mensaje de felicitación a su homónimo ecuatoguineano por su reconducción al frente del ministerio de Asuntos Exteriores y Cooperación. Ello se ha llevado a cabo mediante una audiencia mantenida en la tarde del miércoles 2,  entre Simeón Oyono Esono Angué con el embajador del país lusófono acreditado en Malabo Antonio Luvualu de Carvaho, quien era portador del mensaje. 

En el mismo, el jefe de la diplomacia angoleña Tete Antonio, se congratula con Esono Angué y confía en que con su reconducción Malabo y Luanda continuarán trabajando porque se acrecienten cada vez más las relaciones de amistad y cooperación existentes entre ambos Estados; mediante un  nuevo impulso y mayor dinamismo; en aras a la búsqueda de mecanismos que faciliten la cooperación bilateral en beneficio recíproco.

Simeón Oyono Esono Angué, para quien ambos países “están eternamente condenados a vivir eternamente juntos”,  manifestó que Guinea Ecuatorial aprecia enormemente las relaciones con Angola, ya sea en el marco bilateral o en el ámbito de la Comunidad de Países de Lengua Portuguesa (CPLP), la Comisión del Golfo de Guinea, la Comunidad Económica de los Estados del África Central (CEEAC), las Naciones Unidas y la Unión Africana (UA); a través del espíritu impregnado por los jefes de Estado de ambos países.

Desde la firma el 16 de febrero de 2006 en Luanda del acuerdo marco de amistad y cooperación entre ambos gobiernos, Malabo y Luanda han alcanzado varios convenios; desde el acuerdo de exención recíproca de visados en pasaportes diplomáticos y de servicios, la explotación de servicios aéreos entre y más allá de sus respectivos territorios hasta los compromisos comunes en materia de hidrocarburos, defensa y seguridad, así como  los  protocolos de cooperación en materia de Educación,  comercio y cultura. Es columna vertebral la firma del instrumento de ratificación del acuerdo marco de amistad y cooperación económica, comercial, científica, técnica y cultural; ratificado en la ciudad continental de Bata, el 26 de mayo de 2009 por el jefe de Estado ecuatoguineano.