La oficina regional del Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) con sede en la capital senegalesa de Dakar, ha consentido el fin de la misión del Representante – Residente de este organismo para la República de Guinea Ecuatorial. Éste desempeñará sus funciones con base en la capital nicaragüense de Managua. Este es el telón de fondo de la audiencia concedida en la mañana del miércoles 29 de julio  por el ministro de Asuntos Exteriores y Cooperación Simeón Oyono Esono Angué, al alto funcionario internacional en la sede de su departamento  ministerial, en Malabo II.

En el clímax de las conversaciones entre ambas personalidades, Antero Almeida de Pina agradeció en nombre de su organismo los apoyos recibidos durante el ejercicio de sus funciones en el país. Le hizo entrega al miembro del gobierno ecuatoguineano del informe de revisión de medio año correspondiente al año 2020, fechado el 13 de julio.  

La ocasión era ideal para que Almeida de Pina hiciera un balance de su gestión durante los últimos 3 años al frente de este organismo supranacional especializado en temas de la infancia y la mujer en Guinea Ecuatorial. Saludó los avances de las labores desempeñadas entre el UNICEF y los departamentos públicos relacionados con la educación,  justica, asuntos sociales; junto a los pasos dados en materias relacionadas con la delincuencia juvenil, cuestiones de género, movilización de recursos, gestión de vacunas  y el papel ejercido por la primera dama en aspectos relacionadas con la infancia.  

El ministro de Exteriores, para quien despedirse no es bueno cuando el trabajo ha sido arduo, manifestó al diplomático caboverdiano que el ejecutivo ecuatoguineano “está satisfecho” con el resultado de su  misión en el país. “Hemos seguido con mucha atención su trabajo y estamos muy contentos de sus resultados.  El tema de la infancia es una prioridad para nuestro gobierno y usted durante sus funciones, ha sabido sintonizar nuestros objetivos a favor de este sector. Por tanto, le deseamos muchos éxitos en su nueva misión”.

  El 18 de diciembre de 2018, durante la misión de Antero Almeida de Pina en el país, Malabo y las agencias de las Naciones Unidas rubricaron el Documento Marco de Asistencia para el Desarrollo de Guinea Ecuatorial (MANUD) para el periodo 2019-2030, el cual supone un instrumento que pone de relieve los objetivos de desarrollo en este periodo,  en consonancia con  el actual plan nacional de emergencia del país.