La oficina regional del Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) con sede en la capital senegalesa de Dakar ha consentido el fin de la misión del Representante – Residente de este organismo para la República de Guinea Ecuatorial. Este es el telón de fondo de la audiencia concedida en la mañana del lunes 22 de junio por el ministro de Asuntos Exteriores y Cooperación Simeón Oyono Esono Angué, al alto funcionario internacional en la sede de este departamento  ministerial, en Malabo II.

En el clímax de las conversaciones entre ambas personalidades, Antero Almeida de Pina agradeció en nombre de su organismo los apoyos recibidos durante el ejercicio de sus funciones en el país. Le hizo entrega al miembro del gobierno ecuatoguineano la carta procedente de la sede del UNICEF que pone fin a su mandato de tres años, iniciado el 9 de enero de 2017; junto a la propuesta de la designación de una nueva representante de nacionalidad canadiense, quien en fechas próximas podría suplir la vacancia generada por el fin del mandato del actual representante. Éste pasará a ejercer su misión en la República de Nicaragua, a favor del organismo especializado en la  protección de la infancia y de la mujer en el mundo.

Almeida de Pina mostró su satisfacción por haber trabajado con el propósito de acompañar al país en la ejecución de los programas que el UNICEF y el gobierno de Malabo desean activar,  a favor de la infancia en Guinea Ecuatorial.

“Ha sido un enorme placer haber trabajado con su persona. Aplaudimos y reconocemos su labor, puesto que las políticas a favor de la infancia constituyen una prioridad para nuestro gobierno, en su programa hacia la emergencia y la agenda del desarrollo  2035; por tanto, le  deseamos éxitos en su nueva misión”, dijo el ministro de Asuntos Exteriores, Oyono Esono Angué.  

El 18 de diciembre de 2018, durante la misión de Antero Almeida de Pina en el país, Malabo y las agencias de las Naciones Unidas rubricaron el Documento Marco de Asistencia para el Desarrollo de Guinea Ecuatorial (MANUD) para el periodo 2019-2030, el cual supone un instrumento que pone de relieve los objetivos de desarrollo en este periodo,  en consonancia con  actual plan nacional de emergencia del país.