El Ministerio de Asuntos Exteriores y Cooperación se ha sumado a la celebración del Día Internacional de la Mujer. El emotivo acto ha tenido lugar en el mediodía del viernes 8, en las instalaciones del edificio que alberga la sede de las Naciones Unidas en Malabo II y ha sido presidido por la Secretaria de Estado Encargada de Asuntos Económicos y del Patrimonio de Guinea Ecuatorial en el exterior.

María Ángeles MIAGA BIBANG, durante su intervención, ha asegurado que el gobierno de la República de Guinea Ecuatorial aboga porque los Estados adopten las medidas  necesarias para asegurar el derecho a todas las mujeres y niñas de disfrutar del más alto nivel de salud, incluida la salud  sexual, reproductiva y los derechos, tanto reproductivo como a la educación de calidad. Para la Secretaria de Estado es necesario que se revisen las leyes  para combatir todas aquellas prácticas dañinas que impidan el avance de las mujeres y niñas, acelerando los esfuerzos para mejorar su salud, con mayor enfoque en los determinantes  sociales que afecten su bienestar.

Ha aprovechado el eslogan de este año “pensemos en  la igualdad construyamos con inteligencia,  renovemos  para el cambio”,  para urgir en la visión del  sexagésimo tercer periodo de sesiones de la comisión jurídica y social de la mujer a celebrarse del 11 al 22 del presente mes en  Nueva York, bajo los auspicios de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) para la puesta en marcha del acceso al sistemas de protección social, incrementando los servicios públicos e infraestructuras sostenibles a favor de todas ellas. 

En el mismo acto se escuchó el discurso del Secretario General de la ONU António Guterres, quien en boca de su Representante Residente interino en Guinea Ecuatorial Mady BIAYE ha alertado de una «reacción preocupante del patriarcado» ante los avances en los derechos de las mujeres, y advertido de que las «agendas nacionalistas, populistas y de austeridad» están volviendo a aumentar la desigualdad.

“La igualdad de género es, fundamentalmente, una cuestión de poder. Vivimos en un mundo dominado por los hombres, con una cultura dominada por los hombres. Solo cuando entendamos los derechos de las mujeres como un objetivo común, como una ruta hacia el cambio en beneficio de todos, comenzaremos a inclinar la balanza», ha apuntado.

Ante las mujeres funcionarias del Ministerio de Asuntos Exteriores y Cooperación, publico invitado y representantes de Organismo del Sistema de las Naciones Unidas, varios obsequios fueron distribuidos a mujeres y niñas discapacitadas a cargo de la Secretaria de Estado de este Departamento Ministerial, quienes leyeron algunos poemas que dejaron patente que la incapacidad de que padecen solo es física y no está en sus mentes. 

El acto fue amenizado por una impactante obra teatral, a cargo de la Compañía Amena, dirigida por el dramaturgo ecuatoguineano Hermelindo León Laurel, la cual pone sobre tapete ciertos desconsuelos de que todavía es objeto la mujer en la sociedad ecuatoguineana.