Las Repúblicas, Francesa y Guinea Ecuatorial saludan la buena sintonía por la cual en la actualidad atraviesan sus relaciones diplomáticas. Así coincidieron en la mañana del martes 14 de julio el ministro de Asuntos Exteriores y Cooperación y el embajador galo en Malabo, durante la celebración del 231 aniversario del Día Nacional de este país, el cual conmemora los 231 años tras la toma de la Bastilla, la cual dio inicio a la Revolución Francesa y el día de la Unión Nacional,  que recuerda la fiesta de la federación, la cual tuvo lugar en 1790.

Durante la ceremonia que tuvo lugar en la legación diplomática de este país en la capital ecuatoguineana, el embajador Olivier Brochenin valoró los esfuerzos de su gobierno en fortalecer la cooperación con Malabo, muy particularmente en acciones contra  las personas desfavorecidas, la solidaridad de su país en la lucha contra la Covid-19, a través de apoyos económicos del Estado francés, tanto a nivel del continente africano como a la Comunidad Económica y Monetaria de los Estados de África Central (CEMAC); además de los fondos multilaterales destinados al Programa Mundial de Alimentos (PAM) y la lucha contra el sida, la tuberculosis y el paludismo. 

Por su parte, el ministro de Asuntos Exteriores coincidió con el embajador en el sentido de que “a Guinea Ecuatorial le une una larga y fructífera relación de cooperación con Francia, la cual abarca prácticamente los más importantes sectores de la vida socioeconómica y política”; desde la educación, telecomunicaciones, economía, hasta la defensa; con una solida presencia de emperesas francesas en el país.

Para Simeón Oyono Esono Angué ello lo ilustra “la reciente inauguración de la Escuela Naval de Tika, con clara vocación regional Teniendo en cuenta los desafíos de seguridad que en la actualidad afronta el golfo de Guinea, donde la creciente actividad de piratería marítima supone una seria amenaza a la estabilidad de toda la zona”.

“La buena sintonía en las relaciones entre nuestros dos países se vio reflejada y fortalecida durante la membrecía de Guinea Ecuatorial como miembro no permanente en el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas, donde nos beneficiamos de la amplia experiencia francesa y mantuvimos una franca, productiva y beneficiosa colaboración positiva; con el objetivo de promover la paz y seguridad internacionales”