El Examen Periódico Universal de nuestro país tuvo lugar este mayo, del 6 al 17/2019 en Ginebra, Suiza.

En este contexto, una delegación de Guinea Ecuatorial, encabezada por el Viceprimer Ministro de Derechos Humanos, Alfonso Nsue Mokuy, acompañada por otras personalidades han estado en Ginebra desde el 6 de mayo presentando el informe de la Guinea Ecuatorial.

Este informe incluía todas las acciones llevadas a cabo en el campo de la promoción y protección de los derechos humanos en la República de Guinea Ecuatorial.

El grupo de trabajo evaluó con éxito, el 16 de mayo, este Informe de Guinea Ecuatorial a la luz de los diversos compromisos internacionales de derechos humanos y derechos internacional humanitario del país.

El Examen Periódico del Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas (EPU) es un proceso único. Consiste en revisar los logros de todos los Estados Miembros de la ONU en el campo de los derechos humanos. Es un proceso dirigido bajo los auspicios del Consejo de Derechos Humanos. Brinda a cada Estado la oportunidad de presentar las medidas que ha tomado para mejorar la situación de los derechos humanos en su territorio y cumplir con sus obligaciones al respecto. Como mecanismo central del Consejo de Derechos Humanos, el EPU está diseñado para garantizar la igualdad de trato para cada país.

El Examen Periódico Universal (EPU) fue establecido por la Resolución 60/251 de la Asamblea General de las Naciones Unidas, resolución adoptada el 15 de marzo de 2006, que estableció el Consejo de Derechos Humanos. Este proceso, basado en la cooperación, hizo posible, a fines de octubre de 2011, examinar la situación de los derechos humanos de los 193 estados miembros de la ONU.

Ningún otro mecanismo universal de este tipo existe en la actualidad. El EPU es uno de los pilares en los que se basa el Consejo: recuerda a cada Estado su responsabilidad de respetar y aplicar plenamente todos los derechos humanos y las libertades fundamentales. El objetivo final es mejorar la situación de los derechos humanos en todos los países y abordar las violaciones de los derechos humanos, donde sea que ocurran.