Después de 19 años de lucha diplomática, Guinea Ecuatorial se ha expresado en español, tras conseguir  el único Estado del continente cuya primera lengua oficial es el castellano, que este idioma sea «de trabajo» en seno de la Unión  Africana (UA); librándose de ingentes costes económicos, en concepto de traducción e interpretación.

Ello ha tenido lugar el martes 13, durante la conferencia virtual que mantuvieron los ministros de Exteriores africanos con ocasión de la 37ª sesión ordinaria del Consejo Ejecutivo de la UA, asistidos de los embajadores de los Estados miembros de dicha institución supracontinental

Los ministros, analizaron la situación de los conflictos bélicos en el continente negro, la  seguridad trasfronteriza y la actual crisis sanitaria provocada por la  Covid-19; además del examen de los presupuestos de funcionamiento de la Comisión para el año 2021, la elección de las candidaturas en el seno de la Unión, el análisis del informe de la reunión conjunta del  comité ministerial y las contribuciones, además del actual proceso de reformas basados en el  examen del proyecto de enmienda del reglamento interno de la Asamblea, el interno del Consejo Ejecutivo y los estatutos de la Comisión.

En el curso de la videoconferencia, el ministro ecuatoguineano de Exteriores Simeón Oyono Esono Angué desde su despacho oficial de Malabo, apoyó la propuesta de los presupuestos para 2021; si bien insistió en que convendría tener en cuenta la situación macroeconómica de cada Estado miembro y la posibilidad de permitir a los mismos,  poder albergar la sesiones ordinarias de las cumbres de la Unión.