Las Repúblicas, de Guinea Ecuatorial y Camerún han logrado arrimar posturas y sellar puntos de vista comunes a través de la rúbrica en la tarde del martes 21 de julio del acuerdo de cooperación relativo a la coordinación  de acciones conjuntas en el ámbito de la defensa. Se trata de un convenio que vincula a Malabo y a Yaunde en la puesta en marcha de mecanismos comunes que permitan una mayor puesta en escena de maniobras en ambas partes de las fronteras comunes, con el fin de que se coordinen mejor las acciones de intereses comunes en la materia.

Se vislumbran igualmente el reforzamiento de la colaboración entre las autoridades transfronterizas, a través de mecanismos que aporten soluciones concretas y eficaces a todos los problemas de seguridad que se produzcan a lo largo de las fronteras comunes. Se espera que las fuerzas de defensa de ambos Estados tengan un rol especial en la preservación de la integridad del golfo de Guinea. Sobre todo, en las zonas fronterizas donde la acción de persecución conlleve mayores dificultades debido a las condiciones particulares de la soberanía de los Estados

Beti Assomo Joseph y Leandro Bakale Nkogo, ambos ministros, camerunés y ecuatoguineano de Defensa, coincidieron en afirmar que “este acuerdo constituye una significativa expresión del alto nivel de dialogo político y de cooperación” en materia de densa y seguridad entre los dos países. Depositaron sus esperanzas en la implementación del mismo,  “a través de mecanismos concretos”.

Mediante un comunicado conjunto, expresaron su voluntad de reforzar la cooperación en este dominio “sobre la base de los principios de soberanía nacional, la no injerencia en los asuntos internos, la prohibición del uso de la fuerza y la solución pacífica de los conflictos que pudieran surgir”. Igualmente se comprometen a “reforzar las estrategias de seguridad en las fronteras comunes, la adopción de políticas de Estado para enfrentar las diversas amenazas a la seguridad; tales como el trafico de drogas, la criminalidad trasnacional organizada y la implementación de políticas con vistas a erradicar la violencia y la delincuencia transfronteriza”.  

  A las puertas de la novena comisión mixta, Malabo y Yaunde  han alcanzado un número considerable de acuerdos. Principalmente en los dominios de la agricultura, ganadería, educación, pesca, género y cultura. Desde el memorándum de entendimiento del proyecto de construcción del puente Kribi- Campo Bata,  pasando por el tratado de amistad y de buena vecindad, el acuerdo de cooperación económica y técnica, la exención reciproca de visados en pasaportes diplomáticos, oficiales y de servicio, hasta el convenio de financiación de la  construcción del puente sobre el rio Ntem y el reglamento interno del comité mixto permanente sobre cuestiones consulares y de seguridad transfronteriza. Este último, alcanzado en la capital camerunesa el 29 de agosto de 2012, con las rubricas de Agapito Mba Mokuy y Pierre Moukoko Mbonjo; entonces ministros de  Exteriores de ambos Estados.