El Sistema de las Naciones Unidas en Guinea Ecuatorial se muestra disponible a “apoyar” el proceso de reclasificación del país en el ranquin del Banco Mundial, el seguimiento de las recomendaciones del examen periódico universal y en todos los esfuerzos del reforzamiento  del reforzamiento del sistema estadístico nacional”.  Así se ha manifestado hoy domingo 22, Lila Pieters coordinadora residente en la clausura en Riaba ciudad sureña de Bioko, del retiro temático que durante tres días mantenía el gobierno con el sistema de las Naciones Unidas en el país.

Así mismo se mostró decidida a “aunar esfuerzos con fin de poner en marcha una estrategia de movilización de recursos que permita implementar la respuesta integral a la Covid-19; incluyendo los sectores de la salud, protección social, recuperación económica y empleo, macroeconomía y resilencia con el fin de que el país salga más fuerte de la actual crisis”. Sugirió igualmente el impulso en común para seguir trabajando  “mano a mano y de un amanera más coordinada” para responder a las prioridades del desarrollo del país, sobre todo en la promoción de la juventud, el apoyo a la universidad Afroamericana del África central, hasta la reducción de la mortalidad materna y neonatal, la educación y protección social.

Por  su parte el ministro de Asuntos Exteriores y Cooperación, antes de exhortar “ al mayor entendimiento, compromiso y flexibilidad” entre ambas partes, felicitó “la coincidencia de puntos  de vistas en la necesidad de reclasificar y adecuar el estatus actual de Guinea Ecuatorial en el ranking descrito, ya que, insistió, “la realidad de los dos últimos años nos ha puesto en la necesidad de tener que definir y reajustar el documento Marco de Asistencia de las Naciones Unidas para Guinea Ecuatorial (MANUD) para alinearlo a las prioridades y programas concebidos por el gobierno en su agenda nacional de desarrollo 2035”

“Si bien Guinea Ecuatorial está catalogada como país de ingresos medio-altos, ello no significa que esté libre de desafíos que afectan a su desarrollo. Todavía nos enfrentamos a serias vulnerabilidades, no sólo en el ámbito económico y social, sino también en el sector productivo que amenaza nuestro potencial de desarrollo”, insistió Simeón Oyono Esono Angué.