El Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) ha hecho un balance de la evaluación conjunta anual sobre la implementación de su programa de cooperación con la República de Guinea Ecuatorial;  el cual coincide con la culminación del primer plan bianual correspondiente al periodo 2019-2020. El encuentro de dos días, se inició en la mañana del miércoles 2, en la sede del ministerio de Asuntos exteriores  y Cooperación.

En Malabo II, se pone especial acento en la colaboración entre este organismo, otras agencias del Sistema de las Naciones Unidas, sociedad civil con el gobierno para responder a los desafíos de la Covid-19; así como las acciones puestas en marcha para reducir su impacto mediante la comunicación, movilización social, salud; junto al control y prevención de infecciones,  educación y protecciones  social e infantil.

Este balance tiene igualmente en cuenta los retos de los indicadores sociales del país  que afectan a mujeres y niños, en línea con las metas del nuevo plan de desarrollo previsto para el año 2035, así como la situación de la atención primaria de salud, inmunización, sistemas de protección social, el papel de las ONG´s; principalmente en coordinación con los ministerios de Hacienda, Asuntos Sociales, Sanidad, Educación, Justicia e Interior

Fuentes cercanas a esta agencia especializada radicada en Malabo, aseguran que con esta revisión anual “se pretende identificar desafíos y encontrar innovaciones,  de cara al próximo año, en concordancia con el programa de cooperación 2019-2023”; contribuyendo así a mejorar la situación de la niñez y las mujeres en Guinea Ecuatorial, en consonancia con las prioridades nacionales, los objetivos de desarrollo sostenible de las agendas 2030 [de las Naciones Unidas ] y la 2063 de la Unión Africana.

En coincidencia con Mari Cruz  Evuna Andeme  directora general de Organismos Internacionales en el ministerio de Exteriores, France Bégin, representante del UNICEF, después de felicitar “el esfuerzo” de sus especialistas y de los comités, técnico y político de vigilancia y respuesta ante la Covid-19, dijo que “los momentos críticos que atraviesa el país debido a la pandemia y los ajustes económicos, no han influido en la determinación” de su institución a la hora “de trabajar para alcanzar resultados a favor de los niños, las niñas y mujeres” de Guinea Ecuatorial.